Noticias

COVID-19: ¿Abrimos las salas de psicomotricidad en las escuelas?

Estamos en una situación de incertidumbre general.

En todos los ámbitos de nuestra vida, tanto privada como social, tenemos interrogantes, emociones y sentimientos encontrados. No nos es fácil pensar con tranquilidad, hacer reflexiones serenas que nos permitan tomar decisiones prudentes, no basadas ni en el excesivo miedo ni en el excesivo enfado.

En Luzaro Psikomotrizitate Eskola (ASEFOP), hemos recibido muchas solicitudes de orientación por parte de profesionales que muestran preocupación por cómo cuidar y proteger el mundo infantil en estos tiempos tan revueltos: nos han preguntado sobre si abrir o no, cómo abrir, cómo ir a las salas de psicomotricidad con suficiente seguridad.

En primer lugar, queremos valorar la actitud y el esfuerzo de quienes trabajan como psicomotricistas en educación y en terapia, que tratan de ir más allá de los límites y prohibiciones, para buscar cómo salvaguardar las necesidades y salud global de la infancia (no se puede aislar la salud física infantil de la psico-afectiva. Es la esencia de la globalidad de los primeros años de vida: hay una interacción e interrelación permanente entre todos los aspectos).

En el equipo de Luzaro hemos intercambiado emociones, sentimientos y análisis sobre esta cuestión, y hemos decidido elaborar este documento como nuestra aportación para cuidar el mundo infantil, desde la responsabilidad y la profesionalidad. Como todas las personas que estamos sumergidas en esta extraña situación, estamos viviendo dificultades, movimientos emocionales intensos y, por eso, hemos compartido primero dentro del equipo estos sentimientos, y elaborado reflexiones y sucesivos textos con los que hemos puesto palabra a nuestros miedos, deseos, enfados, etc.

Después de esta descarga emocional, hemos elaborado este documento, que esperamos sea constructivo y os ayude a seguir adelante con más seguridad y deseo: